Probuc cuidado

Cuidado del protector bucal

Protector

Para limpiar el protector, simplemente enjuáguelo con agua fría después de utilizarlo. No utilice ningún tipo de jabón o detergente. Cuando no lo utilice, guárdelo en un envase perforado para que circule el aire y el protector se mantenga en buenas condiciones. Para evitar que el protector se deforme, manténgalo alejado del agua caliente, las superficies calientes o la luz directa del sol. Revise periódicamente el estado del protector. Un protector bucal roto o desgastado no ofrece el mismo grado de protección y puede irritar la boca.

CONSEJOS ÚTILES PARA PEQUEÑOS AJUSTES

Los protectores bucales PROBUC rara vez dan problemas.
Los siguientes consejos muestran cómo realizar pequeños ajustes cuando un protector nuevo molesta o no acaba de ser del todo confortable.
El protector bucal está confeccionado con materiales termodinámicos, es decir, se vuelven blandos con el calor y se enfrían rápidamente ajustándose a su nueva posición. En la mayoría de casos, la mejor solución para aliviar cualquier molestia es calentar la zona del protector que la provoca con agua hirviendo durante 10 segundos. A continuación, volver a colocar el protector en la boca y enfriarlo bebiendo agua fría. En seguida notará que el protector se reajusta.
Tenga cuidado ya que todo este proceso requiere el uso de agua hirviendo y por lo tanto se podría quemar. Los niños deben estar siempre supervisados por un adulto.

1. El protector, ¿le aprieta demasiado?

Probuc

Identifique la zona del protector que aprieta o que provoca molestias. Hierva un poco de agua y deposítela en un cazo. A continuación, sumerja la zona del protector que provoca molestias durante 10 segundos. Escurra el agua sobrante y póngaselo rápidamente en la boca.
Inmediatamente beba un vaso de agua fría. Esto debería solucionar el problema.
Si fuera necesario, se puede repetir el proceso tantas veces como precise (siempre con agua hirviendo).
Este proceso funciona igualmente tanto si las molestias son en la parte anterior como posterior del protector.

ver vido explicativo

2. Al cerrar la boca con el nuevo protector, ¿encuentra que solo contactan las muelas posteriores?

Realice el mismo procedimiento que en el punto 1, pero esta vez solo sumergiendo la cara del protector que contacta con los dientes inferiores.

3. ¿Le va demasiado flojo o le cae?

La principal razón por la que el protector se cae o queda flojo podría ser una mala impresión.
Si su protector bucal se le cae, sumérjalo en agua caliente (no hirviendo) durante unos 20 segundos. A continuación, coloque el protector en la boca y succione creando presión durante unos 20 segundos. Luego beba un vaso de agua fría. Tenga cuidado de no poner el protector demasiado tiempo en el agua caliente porque se podría deformar. Si no resuelve el problema debería tomarse una nueva impresión.

ver vido explicativo

Probuc

4. Durante la ortodoncia

Con poco mantenimiento, los protectores PROBUC pueden ser usados por un largo periodo de tiempo aunque los dientes se muevan por la ortodoncia. La manera de afrontar este problema es bastante similar al método descrito en el punto 1.
Hierva agua y con cuidado viértala en la parte interior del protector durante 10 segundos. A continuación, escurra el agua y coloque el protector en la boca, beba agua fría y succione. De esta manera el protector se reajustará a una nueva y confortable posición.