Probuc particulares

Mejora del rendimiento deportivo

Rendimiento

Potencia tu rendimiento al mismo tiempo que proteges tu boca

Diversos estudios científicos han demostrado que el uso de un protector bucal hecho a medida contribuye a mejorar el rendimiento global del deportista. Gracias a su diseño anatómico, los protectores PROBUC aportan las siguientes ventajas:

AUMENTO DE LA FUERZA Y LA RESISTENCIA MUSCULAR

Según numerosos estudios, al llevar un protector bucal ejercitamos sin darnos cuenta los músculos y articulaciones de la mandíbula. Una maniobra tan sencilla como apretar los dientes tiene en realidad un efecto positivo para el resto de nuestro cuerpo. Así, a través de ciertos mecanismos neurofisiológicos, se logra aumentar la fuerza de otras zonas relacionadas como los hombros, los brazos y las piernas.

INCREMENTO DEL EQUILIBRIO

Los protectores bucales PROBUC facilitan que el cuello, la mandíbula y la cabeza estén perfectamente alineados. De esta manera, por el simple hecho de llevar puesto el protector, el deportista consigue mejorar el equilibrio y la coordinación de su cuerpo.

Mejora tu juego sea cual sea el deporte que practicas

En los deportes de contacto, como el boxeo o las artes marciales, es indispensable contar con una protección bucal óptima. Los protectores PROBUC, además, contribuyen a aumentar la fuerza, la resistencia y la estabilidad del cuerpo, potenciando el rendimiento global del deportista.

El ciclismo, el esquí, la natación o el atletismo son deportes en los que la resistencia juega un papel muy importante. Los protectores PROBUC están diseñados para proporcionar un incremento en la fuerza y la resistencia muscular, al mismo tiempo que garantizan un correcto alineamiento y un mayor equilibrio del cuerpo.

Los deportes de equipo, como el fútbol o el básquet, requieren fuerza, rapidez y agilidad. Los protectores PROBUC no sólo ayudan a ejercitar los músculos principales, sino que además el deportista se beneficiará de una mayor coordinación y equilibrio.

A pesar de que el tenis o el golf no son deportes de contacto, por lo que el riesgo de lesiones dentales es mínimo, un protector bucal puede ser un elemento clave para aumentar el rendimiento. El deportista disfruta de un mayor equilibrio y estabilidad, mejorando su control y su precisión al golpear la pelota.